Veterinario El Puerto de Santa María: 956875612 info@hospitalveterinariolaarboleda.com

La semana pasada atendimos en nuestra clínica veterinaria a Rholo, un caniche gigante que vino hasta El Puerto de Santa María derivado de unos compañeros de Rota: Rholo venía en un estado grave, su diagnóstico fue torsión de estomago. Fue intervenido de urgencias esa misma noche.

Tras una semana ingresado y con una estupenda recuperación, ayer le dimos el alta y se va a casa con su familia que todos los días han venido a visitarlo y a pasearlo en nuestro jardín.


A continuación os contamos un poco sobre esta patología.

  • Es una de las enfermedades mas peligrosas motivo de urgencia veterinaria.

  • Es importante acudir al veterinario en cuanto comienzan los síntomas, un tratamiento precoz puede salvar la vida de tu perro.

¿En qué consiste la enfermedad?

  • Es debida principalmente a la debilidad de los ligamentos que sujetan el estomago a la pared abdominal, también depende del tamaño y cavidad abdominal del animal.

    Por otro lado también influye otros factores como son los saltos, ejercicio… esto puede provocar que el ligamento se distienda mas y el estomago se mueva hasta llegar a su rotación sobre si mismo.

    Se producirá una fermentación de la comida que tenga en estomago y no pueda avanzar hacia los intestinos y causará una dilatación del estomago agravando los síntomas.

    Dicha torsión provoca el giro de vasos sanguíneos e incluso otros órganos como el bazo, lo que deriva a problemas circulatorios.

    Se puede dar el caso de una dilatación sin torsión gástrica.

Factores que favorecen esta enfermedad

  • Los más habituales son la raza y las características del perro. Razas gigantes y de torax mas estrecho y profundo son mas propensas a padecer el problema (San Bernando, Pastor Alemán, Doberman, etc)
  • Además de la raza otros factores pueden ser la delgadez del animal, hereditario, edad (más habitual en perros mayores), animal nervioso, ansiedad por la comida, problemas gástricos, etc.

Síntomas

Los principales síntomas cuando comienza la dilatación-torsión son:

  • Inquietud y nerviosismo.
  • Dolor abdominal.
  • Se mira la zona abdominal continuamente.
  • Intenta vomitar pero no expulsa comida.
  • Zona abdominal muy hinchada y tensa, sonido de tambor al tocarla.
  • Jadeo continuo.
  • Incapacidad de andar.

Es muy importe acudir al veterinario enseguida,

pues los síntomas empiezan a agravarse:

  • Problemas de coagulación.

  • Insuficiencia respiratoria.

  • Necrosis del tejido del estomago.

  • Hemorragia digestiva o rotura del bazo.

  • Perforación gástrica.

  • Shock.

  • E incluso la muerte.

    En este caso actuar rápido es fundamental para que tu mascota no corra peligro, no ignores los síntomas y acude a tu veterinario..