Veterinario El Puerto de Santa María: 956875612 info@hospitalveterinariolaarboleda.com

La adopción de un cachorro es un momento mágico. A partir de ahora, la mascota se unirá a la familia y a nuestro entorno de forma permanente. Antes de la adopción, nuestros veterinarios de El Puerto de santa María recomiendan anticipar y tener todo previsto para el bienestar de nuestro nuevo compañero durante su adaptación al entorno. 

El pequeño necesitará un comedero y bebedero adecuados a su tamaño. Además, hay que instalar un sitio seguro, tranquilo y caliente donde pueda descansar sin estrés. La cama y el sofá no son los lugares más adecuados por mucho que nos guste verlos ahí, ya que podrían ensuciarlos o caerse y lastimarse.

Infórmate sobre qué alimentos tomaba antes de vivir contigo para que su adaptación sea gradual, aumentando la cantidad y variedad de alimentos a medida que vaya creciendo.

No se recomienda alimentarlo con comida casera ni con piensos para animales adultos. Para qeu se desarrolle bien durante la etapa de crecimiento, necesitará un aporte extra de calcio, fósforo y energía, lo cual está garantizado con una dieta específica para ellos. Tampoco debemos usar productos para gatos porque las necesidades nutricionales de ambas especies son muy diferentes.

El cachorro suele hacer sus necesidaes después de cada comida. Este es el momento en el que hay que enseñarle a hacerlas fuera de casa. Además, evitar que haga ejercicio intenso tras la ingesta, ya que puede provocar graves problemas de estómago, llegando incluso a poner su vida en peligro.

No será hasta haberle suministrado todas sus vacunas cuando puede ir por primera vez de paseo por la calle. También evitaremos que entren en contacto con otros animales o incluso darle un baño, para evitar contagios.

Cuando le salen los dientes, el cachorro mordisqueará todo lo que encuentre al paso. Por ello, conviene tener preparados juguetes adecuados a la dentadura, evitando así que estropee el mobiliario y otros objetos de la casa.

Finalmente, para asegurar una óptima salud a nuestro nuevo amigo, consultar al veterinario desde un primer momento, es lo mejor que puedes hacer para ver si esta todo en orden. Sin duda, ¡quien mejor que nuestro hospital veterinario para informarnos de todas las necesidades de nuestro pequeño peludo!