Veterinario El Puerto de Santa María: 956875612 info@hospitalveterinariolaarboleda.com

Esta es Roony, una pequeña Maine Coon
que ha venido al veterinario en El Puerto de Santa María por sus problemas de alergia.

La dermatitis atópica es una de las enfermedades dermatológicas más frecuentes en mascotas, siendo más frecuente en el perro que en el gato. Los síntomas se producen por fenómenos de hipersensibilidad tipo I y suelen comenzar a manifestarse entre los 6 meses de vida del animal y los 3 años.

Dentro de la atopia podemos diferenciar:

  • Alergia alimentaria, suele cursar con síntomas a lo largo del año.
  • Alergia ambiental, con presentación estacional.

Presentándose frecuentemente ambos tipos de forma conjunta. Su diagnóstico se realiza por exclusión de otras patologías pudiendo realizarse también pruebas de alergia.

¿Cómo se detecta la dermatitis en mascotas?

El motivo de consulta principalmente es el prurito o picor. El animal empieza a lamerse vientre, zonas inguinales, patas, etc.  La sintomatología cutánea en alergia alimentaria y ambiental es prácticamente idéntica aunque pueden verse diferencias. Las zonas más afectadas suelen ser zonas ventral, inguinal y axilar; y la región periocular, peribucal e interdigital.

Dermatitis atópica en mascotas

Las lesiones son variadas según el grado de hipersensibilidad del animal, pudiendo observarse zonas  alopécicas,  eritema o enrojecimiento de la piel, pústulas y pápulas, descamación o collaretes epidérmicos  y en casos más avanzados hiperpigmentación y engrosamiento de la piel.

El 80% de los perros atópicos presentan otitis externas permanentes o recurrentes, siendo la alergia la base del proceso.

Si bien la alergia no es una patología que podamos “curar” (el perro seguirá siendo alérgico) existen tratamientos y pautas de manejo destinados a minimizar la sintomatología y mantener al paciente sin molestias. Estos tratamientos recogen desde autovacunas específicas o inmunomoduladores hasta anticuerpos monoclonales; siempre acompañados de tratamiento de soporte para la sintomatología que presente  cada paciente.

Imágenes del artículo: Maja Dumat | Visualhunt