Urgencias veterinarias 24 Horas
Estamos en

Avda. de FuenteBravía, nº32
11500 El Puerto de Sta. María

Veterinario de urgencias
Nuestro horario

Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00h.
Sábados de 10:00h a 13:30h.

Clínica Animal en Cádiz
Contacto

956 875 612
URG: 609 577 107

Cuando un cachorro llega a casa, todo es incertidumbre, descubrir cosas nuevas y crecer. Pero cuando todo eso ya ha pasado y nuestro gato se ha hecho mayor, debemos adaptarnos a sus necesidades para que su calidad de vida no disminuya. ¿Por qué un gato senior tiene necesidades especiales?

Al igual que los humanos y que otras mascotas, los gatos que ya son mayores son más débiles y se enfrentan a muchos cambios que debemos saber afrontar.

¿Cuándo es mi gato un gato senior?

Tenemos que tener en cuenta que los gatos tienen una media de vida de entre 12 y 16 años, aunque hay muchos que viven más años.  Sus ciclos son completamente diferentes a los de los humanos. Por ejemplo, durante su primer año de vida, nuestro gato se convierte en un adolescente. Luego, cuando ya cumple dos, podríamos decir que sería como si tuviese 24, y a partir de ahí vamos sumando de cuatro en cuatro.

Esto quiere decir, por ejemplo, que cuando tu gato tiene 10 años, podríamos decir que tiene los achaques de una persona de 56. De esta forma, los gatos mayores se dividen en tres grupos diferentes:

7 – 10 años: Mayor

11 – 14 años: Senior

Mas de 14 años: Geriátrico

Debemos tener en cuenta esta información porque en cada etapa los gatos necesitan unos cuidados diferentes. Además, debido a su naturaleza, los gatos ocultan sus debilidades mostrándose lo más fuertes posibles en todo momento, lo que puede enmascarar algunos de los problemas que deben ser tratados. Para que no se nos escape: ¿qué debemos tener siempre en vigilancia para detectar cualquier problema enseguida?

  1. Vigila el peso de tu gato. Si se producen oscilaciones de peso o el apetito de tu gato cambia, lo mejor es acudir a un especialista que nos ayude a establecer una dieta adecuada para mantenerlo lo más sano y fuerte posible. Además, si se producen diarreas o vómitos, también debemos encontrar la raíz del problema antes de que sea demasiado tarde.
  2. Limpieza. Con la edad, el gato puede volverse menos higénico. Debido a dolores musculares o en la boca, disminuye el tiempo que pasan lavándose, por lo que nosotros tendremos que estar más pendientes.
  3. Actividad. Se vuelven menos activos y duermen más. Es necesario respetar sus horas de descanso.
  4. Se vuelven más “torpes”. Los gatos son una de las mascotas que mejor se desplazan por todas partes, aunque con la edad pueden producirse pérdidas de visión u oído. Esto les afecta a todos los niveles. Además, los movimientos también se dificultan y puede resultarles difícil saltar o subir a sitios como cuando eran jóvenes.

Controles veterinarios de mi gato senior

Los gatos mayores necesitan una dieta especial. Imagen: tnchanse | Flickr

Cuando detectamos que nuestro gato se está haciendo mayor, debemos acudir al veterinario y hacer estas revisiones más periódicas. Después de la primera revisión geriátrica, tendremos que acudir un par de veces al año como mínimo (en vez de una). Las revisiones geriátricas de nuestra mascota deben cubrir las necesidades propias de esta edad:

  • Revisión física completa
  • Análisis de sangre y orina
  • Control de la presión arterial
  • Realización de radiografías y ecografías para descartar problemas internos
  • Nuevas recomendaciones nutricionales para cubrir las nuevas necesidades

¿Cómo hacer que nuestro gato sea más feliz?

A parte de las recomendaciones médicas, veterinarias y que su alimentación sea adecuada y de calidad, hay otras cosas que podemos hacer.

Hospital Veterinario Arboleda

Por ejemplo, aunque sea mayor, debemos dedicar un rato todos los días a jugar con él para estimular tanto su mente como su cuerpo. A parte, también es muy importante dejar que descanse  todo el tiempo que necesite y evitarle situaciones de nerviosismo o estrés.

Por último, el lugar de descanso de nuestro “abuelete” debe tener un fácil acceso y ser lo más cómodo posible y calentito. De esta forma favoreceremos su descanso y evitaremos que tenga problemas para acceder a él.

Como ves, cuidar de nuestro gato senior no es tan complicado como puede parecer. Simplemente debemos estar atentos y acudir a las revisiones veterinarias cuando sea necesario. Si tienes un gato senior, puedes acudir a Hospital Veterinario La Arboleda, en El Puerto de Santa María. Somos una clínica certificada como “Amable con los Gatos” y tenemos una amplia experiencia en todo tipo de mascotas felinas tanto jóvenes y adultos, como mayores. Llámanos para coger tu cita en el 956 875 612, ¡te esperamos!