Estamos
Estamos en

Avda. de FuenteBravía, nº32
11500 El Puerto de Sta. María

Horario
Nuestro horario

Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00h.
Sábados de 10:00h a 13:30h.

Clínica Animal en Cádiz
Contacto

956 875 612
URG: 609 577 107

El término trastorno obsesivo compulsivo (TOC) en perros tienen una relación directa entre el estrés y la manifestación de cuadros clínicos diversos. Responde a una serie de premisas:

  • Los síntomas que presenta el paciente son de carácter crónico.
  • Los signos clínicos además de presentarse en un órgano determinado también se presentan en otros distintos.
  • La presentación de los signos clínicos es variable dependiendo del nivel del estrés del paciente.
  • Es importante estudiar  la historia clínica del paciente, la genética y el ambiente en que ha vivido.

El diagnóstico se basa en excluir otras posibles como causa de la enfermedad.

El diagnóstico de otras enfermedades no descarta el trastorno compulsivo, sino al contrario, el estrés  contribuye a la aparición o agravamiento del problema.

El concepto trastorno compulsivo (TC) se define como aquellos comportamientos anormales que de describen como conductas repetitivas y persistentes, sin parada espontánea, invariables que si bien se envían como respuesta a un estímulo concreto con el tiempo se repiten con otros detonantes.

Hay que diferenciar entre conductas de sustitución (las que el animal es capaz de controlar y parar) y el de estereotipia que el animal es incapaz de detener sin intervención externa.

Los comportamientos de sustitución aparecen como respuesta a una frustración y se componen de varias fases sucesivas con una parada al final de la secuencia.

Se repite intermitentemente.

Las estereotipias son conductas repetitivas e incontroladas que el paciente no puede interrumpir.

No se describen estímulos disparadores.

Las causas son:

  • Alteraciones genéticas: como alteraciones estructurales en sistema nervioso central
  • Alteraciones funcionales o neurohistoquímicas: alteraciones de neurotransmisores.
  • Alteraciones inapropiadas en las primeras etapas de la vida: por destete precoz, falta de sociabilización, hipoestimulación ambiental, poca manipulación, etc.
  • Estrés o ansiedad
  • Causa orgánica: por trastornos endocrinos como hipertiroidismo, etc.

Ejemplos de presentación clínica

Dermatitis acral por lamido (también llamado granuloma por lamido)

Empieza por un lamido convulsivo que produce una zona engrosada y alopécica. Se cronifica en el tiempo y aparece fibrosis e infecciones bacterianas secundarias. La ansiedad y el estrés contribuyen a la aparición de esta afección. Puede desencadenarse también por hipersensibilidad (dermatitis atópica, alergia o intolerancia alimentaria), ectoparásitos, reacción a cuerpo extraño, neoplasias, quérion (presentación fúngica), leishmaniosis, etc.

El aburrimiento, la ansiedad por separación o la falta de actividad física también pueden condicionar su aparición.

Tailchasing

Es el comportamiento de dar vueltas  sobre sí mismo persiguiendo la cola, autolesionándose.

Los componentes genético y ambiental favorecen su presentación. Este comportamiento se puede complicar por un refuerzo inadecuado por parte de los propietarios, por malas sanciones, por ejemplo. Razas como el bull terrier, pastor alemán o pastor Australiano son más propensas a padecerlo.

Succión/lamido de flancos

El animal se lame las zonas de piel de los flancos, de forma compulsiva y se autolesiona. Frecuente en doberman o pinscher.