Golpe de Calor.

                      

El “golpe de calor” es una patología real, que sin atención oportuna, conduce a la muerte.

Principalmente la padecen perros “braquicéfalos” como los bull dog, pug, pekinés y shitzú entre otros, pero puede ocurrir en cualquier especie.

La causa de la muerte se da por deshidratación, hipertermia aguda y fallo de multiples órganos.

Los perros no sudan como los humanos, ellos termorregulan su cuerpo a través del jadeo, así que intercambian el calor con el medio ambiente inhalando aire fresco y expirando aire caliente.

Los perros con narices y fauces cortas, no poseen la superficie suficiente para que el aire que entra, refresque adecuadamente el cuerpo. Por eso es importante cuidarlos del calor ambiental, mantener muy buena hidratación, ejercitarlos solo en momentos frescos del día, antes de 8 am y luego de las 4 pm y mantener el pelaje corto (ciertas razas). No es aconsejable tener mascotas de éstas razas en ciudades muy calurosas y si es así, su casa debe tener acondicionamiento del aire y temperatura.

Ya que es una emergencia, el golpe de calor debe ser atendido de inmediato. No se debe esperar a que el perro repose “para ver si se le pasa solo”, el tiempo es crucial para salvar su vida.