Monitorización sanitaria en perros senior.

Un estudio reporta y evalúa los resultados de una monitorización sanitaria en  visitas de revisión en perros senior. El estudio indaga la salud de perros mayores de 9 años; se recopila el anamnesis y se efectúa valoración clínica y análisis de orina.

Sobre 45 perros, en el 80% de los casos se identifica por lo menos un problema no identificado con anterioridad: se registran en total 353 problemas (media 7,8 por perro). Los propietarios a menudo reconocen o señalan importantes signos de patologías relacionadas con la edad. No obstante señalan a menudo un aumento de las horas de sueño (31%), pérdida de audición (29%) o de vista (20%), rigidez de las articulaciones o cojera (22%) y “enlentecimiento”(20%). En el momento de la visita se identifican sobre todo opacidad de la córnea (64%) aumento de la sed (58%), dolor (24%), mayor frecuencia en la micción (24%), signos de osteoartritis (24%) y patologías dentales (22%). Hallazgos potencialmente fatales están representados por insuficiencia respiratoria, masas abdominales palpables y metástasis pulmonares.

A la monitorización le siguen 29 procedimientos clínicos, que incluyen 10 de tipo dental, 7 tratamientos médicos, dos cirugías y eutanasia en dos individuos.

En este estudio las visitas de monitorización en perros senior han identificado factores de riesgo sanitario no reconocidos y no señalados que produjeron cambios en el estilo de vida del animal en algunos casos, monitorización continuada en otros, así como signos de patologías relacionadas con la edad que requirieron una mayor investigación. En algunos casos se ha podido obtener un diagnóstico precoz que seguido por una pronta intervención terapéutica o quirúrgica han contribuido a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“Geriatric screening in first opinion practice – results from 45 dogs” M. Davies. Journal of Small Animal Practice. Volume 53, Issue 9, pages 507–513, September 2012