La higiene dental de perros y gatos

El sarro, la placa dental y el mal aliento representan un grave problema para la salud de perros y gatos que puede prevenirse con una adecuada higiene dental. En la boca de nuestros animales de compañía, se desarrollan un elevado número de gérmenes que se acumulan sobre los dientes formando una capa blanquecina que conocemos con el nombre de placa. Por efecto de los minerales que componen la saliva, la placa se calcifica, es decir, se va endureciendo y se transforma en el sarro. La placa se puede eliminar mediante el cepillado, pero el sarro, una vez instaurado, solo puede ser retirado por el veterinario con una limpieza profesional. El sarro origina graves problemas dentales como la gingivitis y la enfermedad periodontal, que pueden conducir incluso a la pérdida de dientes además de ser causa de infecciones, mal aliento, problemas de alimentación, etc.

Para mantener una correcta higiene oral en nuestras mascotas y evitar la formación de placa y sarro debemos seguir estos pasos:

Llevar a nuestro animal al veterinario al menos una vez al año para que le realice una revisión dental.

Si el veterinario lo considera necesario, le practicará una limpieza dental profesional. Esta limpieza es parecida a las que hacen nuestros dentistas, pero en los animales suele ser necesario realizarla bajo anestesia general.

Mantener de forma continuada una adecuada higiene buco-dental. De esta forma retrasaremos la necesidad de hacer limpiezas profesionales.

 En el mercado existen diversos productos de higiene dental como son cepillos, láminas para masticar, pastas especiales, sprays que recubren los dientes, etc. Son productos eficaces si se utilizan con 

 constancia y de forma correcta. Pero todos estos métodos tienen en común un inconveniente: su dificultad de empleo.

La enfermedad dental  y la limpieza de boca  de nuestra mascota

La mayoría de los perros  y gatos desarrollan enfermedad dental con el paso de los años.

Los signos de Problemas dentales más frecuentes son:

El mal aliento,  La sensibilidad alrededor de la boca,  Pérdida de apetito,     Encías inflamadas   , sangrantes

Dientes  flojos   ,  tocarse la boca con la pata   , dificultad para masticar. 

¿Qué es la enfermedad Periodontal?

La enfermedad se inicia con la formación de placa (película de bacterias), la placa se endurece, calcifica y se transforma en sarro. El sarro irrita las encías, que se inflaman y sangran. Las encías inflamadas tienden a retraerse y exponer las raíces de los dientes que puede aflojarse y nuestra mascota  pierde las piezas dentales.  Con todo este proceso se acumulan más bacterias en la boca que en contacto con la sangre de las encías puede pasar a torrente circulatorio y provocar daños en el corazón, el hígado y los riñones.  En todo este proceso también hay que prestar atención al dolor que sufre nuestra mascota y que a veces no es tan evidente  para los propietarios.

Maneras de Prevenir la enfermedad  dental de su mascota:

- Hacer chequeos veterinarios anuales.

-Cepille los dientes de su mascota  o /y  use productos que reducen la placa un par de veces a la semana

-Dé preferencia a la comida seca.

-Realice limpiezas de boca siempre que se lo indique su veterinario