HEPATITIS CANINA

 

 

Enfermedad vírica muy resistente en el ambiente.

La inoculación por vía oral, parenteral, por vía aerógena.

El contagio es más frecuente en animales jóvenes.

- A partir de sangre, secreciones y excreciones de los animales enfermos durante 6-8 semanas (orina varios meses). A partir de la leche los cachorros sufren una forma sobreaguda y muerte en pocas horas.

- Por cualquier material contaminado a partir de animales enfermos o portadores.

* Síntomas clínicos que presenta:

hipertermia (41°C), tonsilitis, letargo, conjuntivitis serosa y leucopenia.

* Fase de estado: anorexia, tos y ruidos respiratorios, polidipsia, vómitos frecuentes, diarreas pastosas, distensión y dolor abdominal (líquidos).reacción ganglionar generalizada (linfadenomegalia cervical).edemas subcutáneos en cabeza y cuello, diátesis hemorrágica, signos nerviosos: depresión, temblores, coma.

1. Penetración por vía oronasal: replicación en tonsilas y ganglios linfáticos regionales.

2. Viremia. En los 4-8 días P.I., diseminación a otros tejidos y secreciones corporales (incluyendo saliva, orina y heces).

3. Replicación en endotelios vasculares y células hepáticas.

- Hígado (necrosis hepática): insuficiencia hepática

- Ojos: edema corneal

- Riñones: glomerulonefritis)

- Otros endotelios: tracto digestivo, ganglios linfáticos, cerebro, pulmón, etc. (congestión, edema, hemorragia).

4. Aparición de coagulación intravascular diseminada (C.I.D.) por lesión de las células endoteliales durante la viremia y por afectación hepática.

Persistencia en órganos: formación de inmunocomplejos (hipersensibilidad tipo III):

– Ocular: edema corneal, con evolución a glaucoma y ceguera

– Riñón: glomerulonefritis, nefritis intersticial focal y viruria.

– Hígado: reacciones citotóxicas, hepatitis crónica.

– Tonsilas y riñón: portadores durante varias semanas o meses.

Muerte.

– Por insuficiencia hepática y coma encefálico.

– Por invasión y lesión de los endotelios del cerebro, pulmones

y otros órganos parenquimatosos vitales.

– Por evolución de la coagulación intravascular diseminada.

 La prevención se realiza con la vacunación temprana (misma pauta que para moquillo).