¿Sabía usted que su gato puede estar en peligro?

Cuando un gato tiene un contacto estrecho con otros gatos o se pelea con ellos se arriesga a contraer una infección vírica po FeLV o FIV.

No tiene por qué estar fuera constantemente; un único contacto puede ser suficiente. 

 

                                       

 

¿Cuándo está mi gato en peligro?

  • Si su gato está enfermo

  • Si su gato se pelea

  • Si su gato pasa tiempo fuera de casa y puede estar en contacto con gatos infectados

  • Cuando su gato está recién adoptado

Desde su última visita:

  • ¿Su gato muestra signos de enfermedad?

  • ¿Tiene una herida de mordisco?

  • ¿Ha estado expuesto a otro gato cuya condición no conoce?

  • ¿Ha estado en el exterior?

Si su respuesta es "sí" a cualquiera de estas preguntas, su gato debe ser analizado.

¿Cuáles son los signos?

Los gatos infectados pueden presentar cualquiera de estos signos

 

                         

 

  • Vómitos

  • Diarrea

  • Pérdida de peso

  • Debilidad

  • Heridas por mordisco

  • Heridas infectadas

  • No beber agua

  • Fiebre

  • Encías sangrantes o pálidas

  • Cambios en el comportamiento

  • Pelaje apagado o apelmazado

  • Nódulos linfáticos inflamados

  • Dolor bucal

 

Las infecciones por FeLV y FIV son enfermedades graves, contagiosas y ocultas de los gatos. Sepa más sobre el tema...

  • FeLV (Virus de la Leucemia Felina)

    La infección por FeLV es un proceso muy grave, pues los gatos seropositivos pueden sufrir trastornos sanguíneos o formas graves de cámcer.

    Durante meses, los gatos pueden parecer sanos, pero mientras tanto pueden trasmitir el virus a otros gatos o desarrollar rápidamente síntomas de enfermedad.

  • FIV (Virus de la Inmunodeficencia Felina) o "SIDA de los gatos"

    Al igual que el HIV, el FIV daña el sistema inmunitario haciendo que los gatos estén más débiles para luchar contra muchas infecciones.

    Los gatos seropositivos pueden presentar síntomas durante años.

    Años después, los gatos sufren síntomas graves relacionados con el FIV. El resultao final de la infección será fatal.

    El FIV sólo afecta a los gatos; no puede transmitirse a las personas.

LA DETECCIÓN TEMPRANA ES FUNDAMENTAL

Los gatos infectados con el FeLV o FIV pueden no vivir muchos años. El tratamiento adecuado e inmediato de los gatos seropositivos puede alargarles la vida y aumentar su bienestar.

Detección

 

                

 

Puesto que los gatos infectados por FeLV-FIV pueden parecer sanos, los test para detectarlos son una forma eficaz de descubrir estas enfermedades ocultas pero graves.
WITNESS FeLV-FIV es una prueba de detección sencilla y fiable que:

  • se realiza en esta clínica veterinaria,

  • necesita sólo unas gotas de sangre,

  • proporciona resultados en sólo 10 minutos.

PREVENCIÓN

Existen medidas preventivas muy sencillas. Sin embargo, para el FeLV la vacunación sigue siendo la mejor manera de evitar que su gato se infecte.