Herpesvirus felino

 

                   

 

Una vez que un gato se infecta con un Herpesvirus felino, padecerá signos de gripe felina por un breve periodo de tiempo. Aunque los signos clínicos desaparezcan, el virus permanece latente en el interior del organismo provocando episodios recurrentes de afección respiratoria y/o problemas oculares. El estrés puede inducir a uno de estos episodios. La infección suele producirse por el contacto muy estrecho con otros gatos, ya que el virus muere en el ambiente. La vacunación disminuye el riesgo de transmisión de gato a gato (ej. exposiciones felinas, residencias felinas ó clínicas veterinarias) y se cree que reduce los episodios de enfermedad clínica en gatos infectados de forma crónica.